jueves, 8 de diciembre de 2016

Pasos en el corredor: ROGER WOLFE


 THE WHITE ALBUM

Tras más de dos años de espera, tenemos el placer de anunciar el regreso de Roger Wolfe con un nuevo y ansiado poemario, «the white album» : Pasos en el corredor


Desde que en 2014 publicase su último poemario y hasta la fecha, Roger Wolfe ha estado gestando de manera minuciosa y precisa uno de sus mejores trabajos, regresando el poeta más irónico e incisivo ávido de hurgar en los problemas cotidianos con su particular visión  del mundo y de la poesía, un regreso en el que hemos querido que Pasos en el corredor tuviese ese aire clásico y sobrio de su primera obra, la mítica Diecisiete poemas. 


«Espécimen único de las letras hispánicas gracias a su mestizaje cultural, Roger Wolfe ha sido el impulsor a partir de la década de los noventa del actual neorrealismo literario español. Resuelto a no retroceder ante lo que cierta crítica denomina «suciedad» y opuesto al esfuerzo de purificación idealista (que hace emerger entre la infinita variedad de casos únicamente lo excelso), Wolfe alcanza en su obra un ejemplar equilibrio entre el nihilismo y el humor, entre la desesperanza y la alegría, entre un romanticismo sin absoluto y un clasicismo descreído de sí mismo».

http://www.miguelmerino.net/otros



 


lunes, 7 de noviembre de 2016

Sumisión, de M. Houllebecq, por Samuel Jara

SUMISIÓN   

En la mayoría de sus obras Houellebecq siempre ha mirado hacia el futuro para modificarlo a su gusto. Así, en la novela Las partículas elementales comienza hablando de la sociedad liberal y desestructurada que hemos creado en las últimas décadas, para acabar en un futuro de ciencia ficción en donde la única solución posible a nuestro mal es la eliminación de la humanidad.     

Tras su lectura, el último libro es mucho menos brillante que los anteriores; puede que en Sumisión la ficción se haya visto demasiado influenciada por la realidad que nos rodea, pareciendo que Houellebecq está intentado jugar a ser adivino o profeta, con lo que consigue que no entremos de lleno en la ficción, y que no nos terminemos de creer la trama. Al contrario que con el resto de sus novelas, se hace difícil ver la obra como un experimento en donde el autor estira los límites de nuestra sociedad, pareciendo más bien una profecía cutre y equivocada sobre lo que podría pasar en Francia. Después de pasar por esta primera impresión, nos damos cuenta de que las críticas no están dirigidas tanto hacia el islamismo como podíamos pensar, sino que se centran en los puntos débiles de la vida occidental.   

   
Se podría afirmar que la sociedad moderna ha sufrido un gran deterioro en las relaciones amorosas. Por un lado, en los tiempos actuales el sexo se ha convertido en parte fundamental de nuestras vidas, llegando a situaciones enfermizas, de tal modo que sin éste nos sentimos fracasados e incompletos. Por otro lado se nos presenta la ausencia de compromiso, y nos es más dificultoso crear relaciones estables porque la búsqueda de una pareja no está entre nuestras prioridades, ya que por encima de esto se encuentra el éxito profesional y económico así como los logros individuales. En la actualidad resulta mucho más difícil que una persona renuncie a su carrera profesional por amor, algo que a la larga pueda suponer un problema, y este es el caso del protagonista de Sumisión: profesor de universidad que prefiere establecer relaciones transitorias con las alumnas de su facultad antes que buscar una pareja estable, y cuando se decide a buscar otro tipo de compromiso ya es demasiado tarde. Al final la solución aparece en el islam y su moral patriarcal que dictamina que el papel de la mujer es buscar un buen marido porque la familia está por encima de otras metas personales.      

Prosiguiendo con esta idea patriarcal, en la novela el nuevo gobierno pasa a ser gestionado por un partido islamista que tiene bastante clara la solución contra el paro que asola Francia: retirando a las mujeres del mundo laboral se reduce drásticamente la población activa, y poco a poco los elementos se van articulando de tal manera que la islamización de Francia parece funcionar a la perfección, económica y socialmente.      

Los interrogantes que nos plantea el libro son siempre interesantes: ¿De qué nos sirve librarnos de la religión si no somos felices? ¿Para qué la libertad sexual si conlleva frustración? ¿Merece la pena el camino que está tomando la humanidad? Desde el punto de vista de sus personajes parece que sería todo mucho más sencillo volviendo al sistema anterior en donde la plenitud se alcanzaba con el matrimonio y la descendencia.      

Michel Houllebecq asusta porque muestra los pensamientos más oscuros, incómodos y sinceros de la humanidad, y eso produce estupor a un público que no quiere reconocer que también ha pensado así.      

La crisis de valores actual parece evidente, y Sumisión nos muestra una solución. Seguramente no es la idónea, pero es una solución.  

SAMUEL JARA MIÑANO

sábado, 5 de noviembre de 2016

Poesía experimental de los 50 en lengua neerlandesa

13 poetas. 
 13 poetas.

Dos territorios: Flandes y los Países Bajos. 

13 poetas.

Una lengua común: el neerlandés. 

En esta obra minuciosamente trabajada en donde se incluye un exhaustivo ensayo y una antología poética, Antonio Cruz desgrana por vez primera en nuestra lengua la poesía experimental en lengua neerlandesa que explotó en la década de los cincuenta. Aquel movimiento poético que nació a la par del trascendental grupo artístico CoBrA, se articuló como una auténtica revolución, no sólo poética, no sólo cultural, también social; la ruptura con el antiguo lenguaje poético y el nacimiento de uno nuevo. 

 Pintura y fotografía de cubierta de Noa Cruz (2016)

Poetas antologados:

Hans Andreus 
Ben Cami 
Remco Campert 
Hugo Claus 
Jan G. Elburg 
Jan Hanlo 
Gerrit Kouwenaar 
Lucebert 
Sybren Polet 
Paul Rodenko 
Bert Schierbeek 
Paul Snoek 
Simon Vinkenoog

Tal es la dimensión de la presente obra, que ha contado con el apoyo del Fondo Flamenco de las Letras así como de la Fundación para la Promoción y Traducción de la Literatura Neerlandesa de los Países Bajos.

«El ímpetu de los experimentalistas dio lugar a la mejor generación de poetas en lengua neerlandesa de todos los tiempos. […] Sus formas resultaron revolucionarias, y la conmoción fue total, resultando el movimiento de renovación poética más importante y radical del pasado siglo XX».  

ANTONIO CRUZ ROMERO

miércoles, 12 de octubre de 2016

Magazine #8 Michel Houllebecq

RAVENSWOOD MAGAZINE #8 

MICHEL
(Saint-Pierre, isla de La Reunión, departamento 
de ultramar de Francia, 26 de febrero de 1956)
HOULLEBECQ

Krri On
Esta semana pasada ocurrió lo que nunca debió ocurrir. Eso que sueño cuando una indigestión me abraza la boca del estómago o una fiebre se me encierra en los ojos. Eso que a uno le cuesta asimilar porque tritura la letra pequeña del pedacito de buena suerte que le corresponde en vida. Pues exactamente eso ocurrió hace apenas unos días. Eso que ahora es esto y que escribo gritando: Michel Houellebecq estuvo recitando en Antas (Almería) y no me enteré. No se puede ser más desgraciado. A unos setenta kilómetros de mi casa, y yo no me enteré.   Todo comenzó el domingo por la mañana. Después de prepararme el café y la tostada de aceite y sal, me puse frente al ordenador con la intención de trabajar un rato. Nada. Resistí poco. [...]

JUAN MANUEL GIL, «Michel Houllebecq» (Hipstamatic 100, 2014)


María M. Bautista
Con textos y poemas de Valeria Canelas, Juanma Gil, Pablo Velasco Baleriola, Samuel Jara Miñano, Antonio Cruz y María M. Bautista; fotografías de Chencho Ruiz, e ilustraciones de Krri On y María M. Bautista.

martes, 28 de junio de 2016

Magazine #7 poesía zombi

POESÍA ZOMBI

Poemas: Samuel Jara
Ilustraciones: Krri On



DÍA DEL APOCALIPSIS ZOMBI
          
Ha vuelto para vengarse
aquel montón de carne
que dejamos bajo tierra.
Querían un lugar mejor para sus hijos
y al ver lo que hicimos con su legado,
cansados de revolverse en sus tumbas,
otra cosa no podían hacer
más que resurgir de la tierra
para devorar los cuerpos de los traidores.
La Guerra, las muertes,
la impiedad y el egoísmo
tenían consecuencias,
pero ninguno esperábamos esto.
La guerra civil que no vivimos
ha llegado
más terrible que nunca.
Una plaga dispuesta a eliminar
el tumor maligno que es la humanidad.
Son seres putrefactos,
detritus andantes sin vida, pero aun así
los vivos estamos más podridos.

viernes, 3 de junio de 2016

Roger Wolfe quiere vivir en Almería


Un coche se paró en la entrada de un frenazo. Bajó una niña de unos catorce años, la madre, alguien que parecía el hermano. Entraron en la sala de espera. La niña gritaba y se sacudía como poseída por el baile de San Vito. Luego se puso a vomitar. En medio de la sala. Jadeaba y vomitaba, y luego se estampó de bruces en el suelo. El hermano y la madre la agarraron, y el ATS los cogió a los tres y se los llevó de allí. Seguía teniendo la misma cara de asco, sólo que un poco más despejada esta vez. Como en guardia, no le fueran a vomitar encima a él también.

«Oras en la vida» (Oras en la vida, 2016)


miércoles, 25 de mayo de 2016

Oras en la vida: ROGER WOLFE

BREAKING NEWS:

¡HA VUELTO; ROGER WOLFE HA VUELTO! 


Llegan las horas, las oras (sin hache), lo nuevo del lobo, de Mr. Wolfe, el lobo solitario.  Oras en la vida», un conjunto de descarnadas narraciones a camino entre el «ensayo-ficción» y el relato. Que no se les atragante. Bon appétit! 


El año de Nuestro Señor de 1992, la madre de todos los descubrimientos, irguió para mí su malcarado rostro entre las espesas y nada melifluas brumas de la Cuenca del Nalón, y me pilló por mi parte con la jeta típicamente sonada y pastosa de un uno de enero con media resaca encima porque la moña de la noche anterior había sido eso, una media moña, tras caer víctima forzosa del habitual desaguisado gastronómico entre gintonics y cervezas, mayonesa y demás poliinsaturados potingues cortados antes de hora y en la cama, noqueado, a las once y media. En cualquier caso, hace nueve años que no salgo en Nochevieja, la noche más auténticamente indigerible del calendario, la noche de los muertos vivientes y los vivos en parihuelas, noche de borrachera programada y colocazo por decreto, de sobredosis de polvo de ladrillo y de gilipollez, noche de esperpentos de doméstico folclore en que se suelta el pelo hasta la abuela, noche de aficionados convirtiendo en siniestro total el coche de papá en la primera farola, de púberes canéforas perdiendo los canastos y los hímenes a manos de descerebrados eunucos en los portales de las guarderías, noche de traje y vestido de casamiento hortera y cíñase usted los huevos de corbata…

ROGER WOLFE

lunes, 2 de mayo de 2016

Maquinería: VALERIA CANELAS

Valeria Canelas (La Paz, 1984) ha cursado la carrera de Historia en la Universidad Complutense de Madrid así como en la Universidad de Educación a Distancia, graduándose posteriormente con un Máster en Literatura Hispanoamericana también en la Complutense de Madrid. Actualmente se encuentra cursando el M. A. en Iberian and Latin American Studies en la Universidad de Notre Dame, Indiana (EE.UU.).  
Como poeta, sus textos han aparecido en la antología Cambio Climático. Panorama de la joven poesía boliviana (traducida al francés), así como en las revistas Vacaciones en Polonia, El ojo de Adrián, Mar con Soroche, Nayagua y La Galla Ciencia 
Maquinería fue finalista del premio Gerardo Diego de poesía para autores noveles de la Diputación de Soria en el año 2010.  

Piensa que los gatos son superiores.

Fotografía y diseño de portada: Erica Katsma

No hay obra             
hay trama, línea             
y argumento.              

Entonces la máquina             
irrumpe y teje             
tensa y anuda.              

Pero no hay dios              
sin maquinería. 
             
Una teoría stalker 
se apodera de las cosas             
y les otorga movimientos y ausencias.             
La tramoya esculpe             
los espacios cotidianos.   
           
Dios ya no es la máquina             
es el nombre.         
     
El lenguaje es la maquinería.

lunes, 4 de abril de 2016

Magazine #6 T .S. ELIOT: El homenaje más grande jamás contado

Nacimos de la manera más humilde y con los medios más básicos y rudimentarios, y aunque seguimos avanzando, lo hacemos con esa humildad y con la misma ilusión que representaba aquel sencillo primer número que sacamos a la calle en diciembre de 2014... hasta llegar al nuevo, que hoy ve la luz y cuya publicación hemos retrasado deliberadamente hasta este mes de abril puesto que el poeta sobre el que gira este número 6 responde al nombre de T. S. Eliot; dueño de ese impactante y extenso poema que comienza así: 

Abril es el mes más cruel...


Entendemos que la importancia de esta publicación radica en que jamás se ha publicado en España un homenaje a Eliot con estas características, mezclándose artículos, poemas, ilustraciones y fotografías que de algún modo se han inspirado en  el poeta angloamericano.

En RaVeNsWoOd Magazine nos sentimos inmensamente agradecidos por la disponibilidad y colaboración inmediata a la que se han adherido todos aquellos que han participado en esta edición. Los ha habido que se declaraban fervientemente eliotianos y afines a la causa; otros, que a pesar de autoproclamarse mucho más poundianos (que en absoluto está reñido con la esencia eliotiana), no han pestañeado ni un segundo en aportar su granito de arena que finalmente se ha transformado en una auténtica montaña;  y también los ha habido cuya poesía en particular y obra en general nada tenía que ver con T. S. Eliot, pero que de igual forma han querido sumarse a este homenaje, demostrando así una de las finalidades de esta edición: la transversalidad e intemporalidad de un autor y una obra que traspasa todos los límites de la literatura y cuya dimensión sólo puede compararse a la de los más grandes.


Gracias a todos los poetas y escritores participantes en este homenaje a T. S. Eliot:

José María Álvarez, Joaquín Baños Rubio, Emilio Barón, Felipe Benítez Reyes, Juan Bonilla, Antonio Colinas, Antonio Cruz, Jesús Escobar Sevilla, Raquel García, Karmelo C. Iribarren, Dídac Llorens Cubedo, Antonio Lucas, Aurora Luque, Chantal Maillard, Juan Vicente Piqueras, Antonio Praena, Valentí Puig, Jorge Salas y Roger Wolfe; las geniales ilustraciones de Krri On y las enigmáticas y simbólicas fotografías de Erica Katsma y Chencho Ruiz.


SUMARIO

Tribute to Mr. EliotFELIPE BENÍTEZ REYES

Ellos – EMILIO BARÓN

Sobre un verso de Eliot – JUAN BONILLA

T. S. Eliot y diez canciones de sus poemas JORGE SALAS & RAQUEL GARCIA

Ciudad sumergida – KARMELO C. IRIBARREN

De donde no – JUAN VICENTE PIQUERAS

Los ecos de Eliot en la poesía de Fernando Ortiz – EMILIO BARÓN

Cenizas aventadas – KARMELO C. IRIBARREN

El mes para enterrar a los muertos – ANTONIO CRUZ

Un homenaje a Eliot siempre es poco – JOSÉ MARÍA ÁLVAREZ

Visión desde el despacho de Mr. Eliot (Acuarela matinal) – FELIPE BENÍTEZ REYES

Otra soledadCHANTAL MAILLARD

La Canción de amor de J. Alfred Prufrock: el origen de la poesía modernista. (Un brevísimo apunte) – 
 ANTONIO CRUZ

La sombra de la SeoVALENTÍ PUIG

El nombre de los gatosJUAN BONILLA

The hollow men o el poeta en búsqueda del sentido JESÚS ESCOBAR

Biografía sin años ANTONIO LUCAS

En mi comienzo EMILIO BARÓN

T. S. Eliot: una mirada retrospectiva (1981-1914) DÍDAC LLORENS CUBEDO

De Pound a Eliot, en el más allá – ANTONIO COLINAS

Toma en tus manosANTONIO PRAENA

Oh dark dark dark. They all go into the dark JEAN PAUL CARIBDIS

Doctor Tiresias & Mister Eliot – AURORA LUQUE

Liebres de marzo – ROGER WOLFE

§
Abril es el mes más cruel: engendra
lilas de la tierra muerta, mezcla
recuerdos y anhelos, despierta
inertes raíces con lluvias primaverales.

domingo, 6 de marzo de 2016

Verbos por dentelladas: NOELIA ILLÁN CONESA

Noelia Illán Conesa nació en Cartagena en 1983. Es Licenciada en Filología Clásica y ha trabajado sobre la obra de Ovidio Las Heroidas. En 2012 publicó el libro Calamidad y Desperfectos, reeditado un año más tarde con prólogo del poeta novísimo José María Álvarez. Sobre la obra de éste, publicó en 2015 la antología El oro de los tigres (Editorial Balduque). 

Ha participado en festivales de poesía y colaborado con prensa y revistas literarias, como El Ciervo, El Coloquio de los Perros, Ágora o MECA. Ha aparecido en varias antologías y recibido varios premios de poesía y microrrelato. 

En la actualidad, es codirectora de la revista de poesía La Galla Ciencia y prepara un libro de conversaciones con José María Álvarez, así como una traducción de Catulo.

Fotografía: Carolina Illán Conesa


              DESCONCIERTO  

                                                                      Hombre astuto 
                                                     que erró mucho tiempo…  

                                                                                Homero           

Reconozco a veces mi vida en algunos sitios.         
El café, un cigarro, una terraza agradable.         
Las Mezquitas me tuvieron dentro,         
me perdí en las calles del Bazar.          
En Nueva York tengo ropa en la tintorería,         
veo caras conocidas en el barrio de Termini,         
tratos familiares en Alexander Platz.          
A veces, perfecta realidad. Otras, abismo.          
Otras veces, sólo soy real en Cartagena.         
Y esa sensación me asfixia.

jueves, 18 de febrero de 2016

Wallpaper: PABLO VELASCO BALERIOLA

Pablo Velasco Baleriola (Cartagena, 1995) es un intruso en la morada de la ficción. En ocasiones podría ser simplemente un cúmulo de piezas dialogadas en clave kristeviana, un croupier de textos o duende haciendo collage de la cultura. Más poeta que gramático, en el tiempo libre deconstruye y construye formas que se niega a aceptar. Entre Góngora, Pound, Mallarmé o Rulfo, vive literatura y a ratos, estudia Hispánicas.
Borra más que escribe, «anulando una línea al día» sigue el precepto de Monterroso y no se arrepiente de la masacre de versos.  La antología digital «Insólitos. Caminando por el lado salvaje de la literatura» y la revista «La Galla Ciencia» (en sus números DOS y CUATRO) se han hecho eco de sus poemas.



MEAT IS MURDER                       

                                              The Smiths      

En los estantes verdes se aglutina      
el rechinar de la cadena      
empolvada de sangre                                                      
                                  (eje atascado)      
hay envolturas de silencio      
y relatos de plástico adherente     
(THIS BEAUTIFUL CREATURE MUST DIE)   
en las bandejas pálidas restalla      
el auxilio adobado que nadie escuchará      
e ignorados cadáveres      
seguirán frecuentando tu vajilla.

Fotografía y diseño de portada: Erica Katsma


viernes, 12 de febrero de 2016