martes, 1 de diciembre de 2015

Magazine #5 la última puerta: el suicidio

En este nuevo número tratamos un tema delicado (como ya ocurriese con el #2)  y espinoso como es el suicido, siempre desde el más profundo respeto y desde distintos puntos de vista y disciplinas. En esta portada del mes de diciembre, que como ha sucedido hasta ahora corre a cargo de Krri, nos muestra los demonios que atormentan al suicida. Jesús Cortés aporta tres haikus y de paso rescatamos la figura del poeta Alfonso Costafreda. Si en el anterior número tuvimos la suerte de contar con Jelena Prokopljević, (arquitecto especialista en arquitectura soviética), en este #5 la psicóloga María Ángeles Cruz Romero nos aporta un interesantísimo artículo sobre el suicidio. El editor y filólogo Samuel Jara Miñano se estrena en la revista con un poema breve al que acompaña una ilustración de Krri y las nuevas formas de suicidio que puede suponer ver cierto canal de televisión. El poeta Antonio Cruz colabora por partida doble con un artículo sobre el suicidio en la literatura así como un poema inédito. Recordamos también al escritor Stefan Zweig y su esposa Lotte Altmann así como a los poetas suicidas, entre ellos a Gérard de Nerval con un grabado de Gustave Doré. Sylvia, el biopic dirigido por Christine Jeffs sobre la vida y muerte de la poeta Sylvia Plath es el filme de este nuevo número de RaVeNsWoOd MAGAZINE.


índice #5 la última puerta: el suicidio

(Portada) Los demonios del suicida – Krri  
(2) Tres haikus sin título – Jesús Cortés  
(2) Alfonso Costafreda   
(3) El suicidio como hecho psicológico. ¿Herencia o imitación?– 
María Ángeles Cruz Romero   
(6) Memento mori – Samuel Jara Miñano  
(6) Nuevas formas de suicidio – Krri  
(7) La última puerta – Antonio Cruz  
(10) El suicidio de Stefan Zweig y Lotte Altmann  
(10) Cortando esperanzas – Krri   
(11) Idus: suicidas y traiciones extemporáneas (Post mortem) – Antonio Cruz
  (13) Le suicide de Gérard de Nerval – Gustave Doré / Gérard de Nerval 
(14) In memoriam  
(15) índice / créditos  (Colofón / Contraportada) – Sylvia, dirigida por 
Christine Jeffs 

domingo, 22 de noviembre de 2015

Hollywood Boulevard (Microrrelatos de cine y TV): MANUEL OSUNA

Ravenswood Books, la editorial del cuervo negro, sigue editando libros; sin prisa, pero sin pausa.


Tal y como amenazamos en nuestra fundación, la poesía constituiría el eje fundamental sobre el que giraría la editorial, pero también tocaríamos uno de nuestros temas predilectos: el relato y el microrrelato.

Portada y contraportada: Chencho Ruiz
Manuel Osuna, excelente contador de historias y especialista en cine nos presenta en Hollywood Boulevard más de medio centenar de microrrelatos basados en conocidas películas y series de televisión escrito con un estilo sorprendente y finales alternativos, unas dosis de sangre y mucho humor negro, dando una vuelta de tuerca a títulos como Lo que el viento se llevó, Psicosis, El padrino, Tiburón, Con la muerte en los talones, Poltergeist, V, La tentación vive arriba, El silencio de los corderos, El Bueno, el Feo y el Malo, Forrest Gump, House, Átame, Blade Runner, Fuga de Alcatraz,  Nosferatu, Vacaciones en Roma, Expediente X, o El exorcista.

Para saber más de Manuel Osuna, esta es su web:

http://www.manuelosuna.es/

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Delirios y Éxtasis: PATRICIA ALONSO

Recién salido del horno del cuervo, el primer poemario de Patricia Alonso: 

Delirios y Éxtasis

Patricia Alonso nació el 4 de septiembre de 1994 en Almería, en donde vive y estudia Filología Hispánica. Gracias a la música, los amigos, el amor, el desamor..., ha ido creciendo y logrado encontrar la inspiración para plasmar ese proceso del paso de la adolescencia a la vida adulta en este poemario.  Con 21 años ha ganado algunos concursos literarios y ahora pega un salto desde su blog, Ático Cuarto, donde escribía, para publicar con la editorial Ravenswood Books Delirios y Éxtasis, su primer libro en donde recoge desde textos escritos en sus comienzos literarios, hasta otros más recientes y maduros. 

Fotografía de portada y diseño: Chencho Ruiz

AUSENCIA    
      
La verdadera ausencia es huir         
y que cuando vuelvas,         
darte cuenta de que ya nada sigue como antes.         
Ya nada es igual,         
algo se ha roto,          
algo se ha muerto,         
algo ya no encaja.

Patricia Alonso. Delirios y Éxtasis (Ravenswood Books Editorial, 2015)


Presentación de Delirios y Éxtasis

sábado, 29 de agosto de 2015

Magazine #4 especial: muros

Muros, este es el nuevo número de Ravenswood Magazine, que además incluye un ligero lavado de imagen. Obstáculos, barreras, límites, fronteras... palabras que repetimos una y otra vez, angustiosas sensaciones que percibimos a diario, muros físicos y mentales. El mundo es un muro en sí mismo, no sólo aquellos que existen entre países que suponen fronteras conflictivas (Chipre, Kosovo, Belfast, Etiopía, India, México, Corea...), también existen las barreras políticas, sociales, económicas... y como no, físicas.  Este #4 recoge todo tipo de textos, imágenes y fotografías que pretenden reflejar los muros que traban nuestra vida, como la simbólica portada,  nuevamente realizada por Krri, que además nos da su particular versión del famoso “beso fraternal” entre Brezhnev y Honecker. Jesús Cortés nos aporta otro excelente ensayo, y Chencho Ruiz una fotografía de un muro con esperanza. Por otro lado Antonio Cruz escribe lo que él ha descrito como micro-parábola, y Patricia Alonso un poema inédito. La arquitecto especialista en arquitectura soviética Jelena Prokopljević nos ha regalado un paseo por Pyongyang, ciudad hermética y utópica que conoce a la perfección, y desde Colombia Camilo Muñoz nos ha regalado un texto brillantemente escrito, muy elegante y literario. Y la película de este número es Good Bye Lenin!, divertida y entrañable a la vez.



índice #4 especial: muros 
  
¡Humanos! – Krri (Portada) 
Síndrome de Estocolmo – Jesús Cortés (2)  
Un muro de esperanza – Chencho Ruiz (3)   
Breaking the Wall – Antonio Cruz (4) 
Animal que muestra – Camilo Muñoz (6) 
Los restos de un derrumbe – Patricia Alonso (9) 
Transparencias y opacidades de Pyongyang – Jelena Prokopljević (10) 
El otro beso – Krri (14)
 índice / créditos (15)
 Good Bye Lenin! (Wolfgang Becker) / Colofón (Contraportada) 


sábado, 13 de junio de 2015

Pessoa

En el último número de la revista, publicamos un poema de Álvaro de Campos en su lengua original, o lo que es lo mismo, de uno de los heterónimos más famosos de Fernando Pessoa. 

Lisbon Revisited (1923)

NÃO: Não quero nada.
Já disse que não quero nada. 


Não me venham com conclusões!
A única conclusão é morrer. 


Não me tragam estéticas!
Não me falem em moral! 


Tirem-me daqui a metafísica!
Não me apregoem sistemas completos, não me enfileirem conquistas
Das ciências (das ciências, Deus meu, das ciências!) —
Das ciências, das artes, da civilização moderna! 


Que mal fiz eu aos deuses todos? 


Se têm a verdade, guardem-na! 


Sou um técnico, mas tenho técnica só dentro da técnica.
Fora disso sou doido, com todo o direito a sê-lo.
Com todo o direito a sê-lo, ouviram? 


Não me macem, por amor de Deus! 


Queriam-me casado, fútil, quotidiano e tributável?
Queriam-me o contrário disto, o contrário de qualquer coisa?
Se eu fosse outra pessoa, fazia-lhes, a todos, a vontade.
Assim, como sou, tenham paciência!
Vão para o diabo sem mim,
Ou deixem-me ir sozinho para o diabo!
Para que havemos de ir juntos? 


Não me peguem no braço!
Não gosto que me peguem no braço. Quero ser sozinho.
Já disse que sou sozinho!
Ah, que maçada quererem que eu seja da companhia! 


Ó céu azul — o mesmo da minha infância —
Eterna verdade vazia e perfeita!
Ó macio Tejo ancestral e mudo,
Pequena verdade onde o céu se reflete!
Ó mágoa revisitada, Lisboa de outrora de hoje!
Nada me dais, nada me tirais, nada sois que eu me sinta.

 
Deixem-me em paz! Não tardo, que eu nunca tardo...
E enquanto tarda o Abismo e o Silêncio quero estar sozinho! 



martes, 2 de junio de 2015

Magazine #3 especial: urbi et orbi

Urbi et orbi, “para la ciudad y para el orbe”, así titulamos el número 3 de Ravenswood Fanzine, dedicado a las ciudades, a los núcleos urbanos y a la pesada carga que en ocasiones supone vivir en ellas. De nuevo una magnífica portada del ilustrador Krri: delicada, enigmática y preñada de preciosos detalles. Siempre que se piensa en el concepto ciudad, las imágenes del Metrópolis de Fritz Lang inundan nuestra mente, versión personalísima que también nos ofrece Krri, así como otra simbólica ilustración de lo insoportable que puede ser vivir –y resistir– en una urbe. Grata sorpresa es la que nos hemos llevado con Jesús Cortés y su meticuloso ensayo, muy bien llevado a su terreno. El poeta y gran escritor Juan Manuel Gil nos regala uno de sus artículos recogidos en su nuevo libro: Hipstamatic 100. El también poeta Antonio Cruz colabora con dos poemas, uno de ellos inédito; e incluimos a su vez  un poema (original en portugués) de Fernando Pessoa. Vuelve a colaborar Erica Katsma que nos aporta dos preciosas y melancólicas fotografías de su Ámsterdam natal, y Chencho Ruiz otras dos magníficas imágenes de la Lisboa del citado Pessoa. Y nuestro espacio cinematográfico de la contraportada es en esta ocasión para Stalker, el poético y metafórico filme dirigido por uno de los más grandes: Andrei Tarkovski. Hasta la próxima.  


índice #3 especial: urbi et orbi

 Ronda de noche – Krri (Portada)  
Hay tres nombres para nombrar una ciudad – Jesús Cortés (2)  
Lisboa: una noche con Pessoa – Chencho Ruiz (4)  
Lisbon Revisited (1923) – Fernando Pessoa (5)  
Fritz Lang asfixiado en su Metrópolis – Krri (7)  
Praga – Juan Manuel Gil (8)   
La pesada carga de la ciudad – Krri (10)  
Noche en vela – Erica Katsma (11)  
Muerte en los canales. Requiem æternam – Antonio Cruz (12)  
Ámsterdam, visiones, espejismos – Erica Katsma (13)  
Acrópolis – Antonio Cruz (14)  
índice / créditos (15)  
Stalker (A. Tarkovski) / Colofón (Contraportada)

domingo, 19 de abril de 2015

¿Por qué Watson le recriminaba el consumo de cocaína a Holmes?

Uno de los rasgos más característicos del personaje de ficción Sherlock Holmes (puntualizo lo de ficción porque muchos británicos, según una encuesta, consideraron que Holmes era un personaje histórico), junto a su pipa y su traje de cazador de gamos (una estética que nunca figuró en las obras de Conan Doyle, por cierto), indudablemente ha sido su adicción a la cocaína.  

Resulta incluso hoy en día chocante que el protagonista de una saga de novelas populares fuera drogadicto. Sin embargo, esta faceta de Holmes no resulta tan extraña si consideramos que el autor, Conan Doyle, también era un asiduo consumidor de cocaína.  

Con todo, lo más curioso no es que Holmes consumiera cocaína, sino la postura de Watson al respecto. Por ejemplo, Watson no duda en comentar los efectos nocivos del consumo de cocaína en las novelas Estudio en escarlata y, sobre todo, El signo de los cuatro, donde Holmes se inyecta esta sustancia por vía intravenosa en una solución del 7 %.

Ilustración (y fotografía) de Krri. Ravenswood Fanzine #2 Adictos
Esta actitud recriminatoria pudiera parecer natural hoy en día, pero a finales del siglo XIX los casos de adicción a la cocaína eran bastante numerosos, ya que la cocaína era una sustancia legal. De hecho, la mayor parte de los médicos no censuraban su consumo: incluso lo recetaban como vigorizante y anestésico o para tratar trastornos gástricos, el alcoholismo y la adicción al opio.

Entre 1890 y 1910 podías comprarte un frasco de heroína fabricado por Bayer o adquirir tabletas de cocaína para la garganta. Hasta el Papa León XIII tomaba vino de coca.  

Sin embargo, Watson recrimina el consumo de Holmes (a pesar de que él lo justifica para mantener sobrealimentado su cerebro), advirtiéndole de que la cocaína podría afectar a sus facultades mentales, ocasionándole daños irreversibles. Una posición tan extravagante en un facultativo de la época como la de un tipo que aparecieran en la humeante Mad Men recriminando el consumo de tabaco entre los personajes.  

De hecho, en mi reciente visita a Londres, tuve la ocasión de visitar el museo de Sherlock Holmes, localizado en el mismo piso donde supuestamente residía el investigador según las novelas de Conan Doyle, y allí pude contemplar la jeringuilla que pertenece al instrumental del escritorio de Holmes. Una jeringuilla que venía junto a un estuche portador de cocaína manufacturado por una farmacéutica del siglo XIX, que también lleva incorporado un inhalador.  

En la cajetilla puede leerse: “Cocaine Toothache Drops. Instantaneous Cure! Price 15 cents. Prepared by the Lloyd Manufacturing Co. 219 Hudson Ave., Albany, N.Y. For sale by all Druggists. Registered March 1885.”  

Imaginamos la voz de Holmes, sobre todo en la garganta de Benedict Cumberbatch, soltando la siguiente perorata con su tono apodíctico: la circulación de cualquier proteína cerebral con poderes euforizantes provoca una inmediata respuesta represiva, aunque su toxicidad sea inferior al de la patata, no cree dependencia y carezca de estigma social previo. Sin embargo, farisaicamente, ciertas sustancias seguirán considerándose medicinas decentes y artículos de alimentación a pesar de que, a la luz de los análisis científicos, sean potencialmente más peligrosas. ¿Nos imaginamos un mundo en el que hasta el café y los aguardientes también sean racionados?

Sergio Parra
Ravenswood Fanzine #2 Adictos

jueves, 16 de abril de 2015

Jazz

Ravenswood Fanzine #1 © Erica Katsma

En cierto modo, la vida es como el jazz... es mejor cuando improvisas

GEORGE GERSHWIN (1898-1937)

miércoles, 11 de marzo de 2015

Jotie T'Hooft. Entre el verso y la aguja

El ser humano es una aguja en busca de una vena  

Hijo único y con graves problemas de adaptación desde sus estudios de secundaria, encontró cobijo en la literatura y en el consumo de todo tipo de drogas: LSD, speed, cocaína, marihuana, heroína... Ya con diecisiete años y lejos del hogar paterno trató de suicidarse mediante la ingesta de somníferos. Tras un periodo de aparente tranquilidad se reanudaron sus problemas con las drogas. Un hecho clave fue su matrimonio en 1975 con Julien Weverbergh, hija del otrora director de la editorial Manteau, que no sólo le proporcionó trabajo como lector sino que a su vez le consiguió la publicación de su primer poemario: Schreeuwlandschap [El paisaje del grito]. Al año siguiente vería la luz Junkieverdriet [La pena del yonki], un tétrico reflejo de su terrible adicción que iba agravándose y transformaba su comportamiento, llegando a maltratar a su mujer, que terminó por abandonarlo. El poemario recibiría el prestigioso premio “Prinsen Geerligs”.    

Su segundo intento de suicidio lo llevó a cabo tras beberse una botella de whisky e inyectarse por vía intravenosa una solución de Valium, para más tarde, en la noche del 5 al 6 de octubre de 1977, en su tercer y definitivo intento y con tan sólo veintiún años, conseguir poner fin a su vida con una sobredosis de cocaína en una pequeña habitación de Brujas, en cuyas paredes encontraron frases pintadas despidiéndose de su mujer.



Poeta neorromántico y con un estilo rompedor y descarnado con el que trataba de huir de un mundo que pensaba no le correspondía ni comprendía, su temática se circunscribía a un complejo universo tan dual como la propia existencia, como la vida y la muerte y todos sus sucedáneos (placenteros y destructivos): suicidio, drogas, sueños, deseo de pureza, sexo y erotismo. Tras su prematura muerte comenzaron a editarse la gran cantidad de poemas que dejó sin publicar en vida, una existencia que recorrió con paso cambiado, entre el verso y la aguja.

Antonio Cruz
Extracto extraído de Ravenswood Fanzine Nº 2 Marzo 2014

sábado, 7 de marzo de 2015

Max Hierro

Tal y como hiciera con el #1 el norteamericano Landis Blair, en el # 2 de Ravenswood Fanzine "Especial Adictos", el reconocido y maravilloso ilustrador Max Hierro ha colaborado con un retrato de uno de nuestros hijos predilectos: E. A. Poe.

Poe y el Gato Negro © Max Hierro

(…) Mis favoritos, claro está, sintieron igualmente el cambio de mi carácter. No sólo los descuidaba, sino que llegué a hacerles daño. Hacia Plutón, sin embargo, conservé suficiente consideración como para abstenerme de maltratarlo, cosa que hacía con los conejos, el mono y hasta el perro cuando, por casualidad o movidos por el afecto, se cruzaban en mi camino. Mi enfermedad, empero, se agravaba –pues, ¿qué enfermedad es comparable al alcohol?–, y finalmente el mismo Plutón, que ya estaba viejo y, por tanto, algo enojadizo, empezó a sufrir las consecuencias de mi mal humor. (…)    

EDGAR ALLAN POE El gato negro 

jueves, 26 de febrero de 2015

Magazine # 2 especial: adictos

Tras el primer número de Ravenswood Fanzine, esta era la temática escogida para abordarla desde todos aquellos prismas que nuestra revista abarca. Sin querer hacer apología de ninguna adicción (salvo de la literatura, el cine, la ilustración...), es bien sabido que los excesos han dado al mundo creativo obras, artistas y personajes de ficción que puede que sin esas adicciones jamás hubiese sido posible. Cuando Krri me mostró la ilustración de su visión (“bizarra e impactante”, me advirtió) acerca de Holmes inyectándose una dosis de cocaína, esa noche no pude conciliar el sueño de la emoción que me embargaba... y no era para menos. Además nos ha regalado otro trabajado dibujo de Dune en relación con la droga melange, así como otros exquisitos detallitos. El escritor Manuel Osuna nos aporta un magistral relato escrito ex professo para esta publicación, y el periodista y escritor Sergio Parra un delicioso artículo sobre S.H. que no tiene desperdicio alguno. Para concluir, el famoso y reputado ilustrador Max Hierro nos deja un retrato de uno de nuestros hijos predilectos: E. A. Poe.


índice   
The british pico of Mr Holmes, Sherlock Holmes – Krri (Portada) 
Jotie T'Hooft. Entre el verso y la aguja – Antonio Cruz (2)   
Poe y el Gato Negro – Max Hierro (4) 
Habemus opium. El demonio celestial – Antonio Cruz  (5) 
Crónica de una muerte provocada (relato) – Manuel Osuna (8) 
¿Por qué Watson le recriminaba el consumo de cocaína a Holmes?– Sergio Parra (11) 
Fremen solitario – Krri  (14) 
índice / créditos (15) 
Trainspotting (D. Boyle-I. Welsh) / Colofón (Contraportada)

domingo, 11 de enero de 2015

Landis Blair


El ilustrador norteamericano Landis Blair no dudó en colaborar con nuestro fanzine con una ilustración cuyo título era muy apropiado: New Beginnings. ¡Gracias!


© Landis Blair