miércoles, 7 de marzo de 2018

¿Nada? ¿Nadie?: CHENCHO RUIZ. Magazine #14

¿Nada? ¿Nadie? Ustedes ponga la historia.


El número 14 de Ravenswood Magazine es un inquietante relato que sin una sola palabra, y mediante las sugerentes fotografías en blanco y negro de Chencho Ruiz, nos detallan minucisamente la terrorífica historia de un maniquí.




jueves, 15 de febrero de 2018

En memoria de mí mismo: JAN JACOB SLAUERHOFF

Jan Jacob Slauerhoff nació el 14 de septiembre de 1898 en la ciudad frisia de Leeuwarden, siendo considerado el mejor poeta en lengua neerlandesa de todos los tiempos. Al terminar sus estudios de medicina decidió comenzar su labor como médico de a bordo, actividad que no abandonó jamás y que le llevó por todos los mares y océanos, visitando cada uno de los continentes, si bien el carácter enfermizo que ya presentaba desde la infancia le hizo padecer innumerables enfermedades, hasta fallecer prematuramente en 1936 a los 38 años de edad, víctima de la malaria y la tuberculosis que lo acompañaron gran parte de su vida adulta. 


El estilo poético de Slauerhoff es eminentemente autobiográfico, romántico, con suaves toques de simbolismo y alejado de las corrientes de la época, tales como el expresionismo y el vitalismo. Su poesía discurre con adornos barrocos a la vez que ensalza sus versos con un modernismo poco contundente para caer súbitamente en una constante tristeza y eterna melancolía.           

Escribió varios libros de cuentos, novelas (en donde destaca la modernista El reino prohibido), una obra de teatro, libros de viajes e innumerables artículos y traducciones. Detestó con vehemencia vivir en los Países Bajos; amó Portugal, Latinoamérica y España, admirando de manera especial el continente asiático y en particular China. El amor, la muerte, el mar, la mujer, los vagabundos, los barcos fantasmas, los piratas y los países lejanos articulan cada uno de sus poemas, inspirado por Poe, Baudelaire, Rimbaud, Verlaine o Tristan Corbière, es poseedor del lirismo y dramatismo de Trakl y el pesimismo de los poetas orientales, y su poesía fluctúa entre lo moderno y lo antiguo, entre el presente y el pasado; es, en esencia, un poète maudite.


SAUDADE

Tengo tantos recuerdos     
como las hojas murmurando en los árboles,     
como los carrizos susurrando por las corrientes,     
como las aves cantando al azur,     
como una canción, susurrada y murmurante:     
tantos y más amorfos que los sueños.

[...]


Título: En memoria de mí mismo. Nueva antología poética. 
Autor: Jan Jacob Slauerhoff 
Traducción: Antonio Cruz Romero  
Ilustraciones de interior y de cubierta: Noa Cruz

lunes, 5 de febrero de 2018

El estro de los locos: NICOLÁS CORRALIZA

Nicolás Corraliza Tejeda (Madrid, 1970), ha publicado los libros La belleza alcanzable (Norbanova 2012), La huella de los días (Norbanova 2014) y Viático (La Isla De Siltolá 2015). Ha sido incluido ente otras, en las revistas Norbania, Estación Poesía, Ágora, Voladas, Cuadernos de Humo y Ravenswood Magazine.

Fotografía de cubierta: Chencho Ruiz

LUZ DE OBRA      

La casa era pequeña y suficiente.     
El trago de mezcal,     
la captura del calor en los glaciares.     
Teníamos en la piel veinte años.     
El holocausto de la penumbra estaba por llegar.

domingo, 4 de febrero de 2018

Buen viaje, querido Menno. Menno Wigman in memoriam

Este poema va a ser triste. No sé bien
por qué suelto este secreto, pero desde hace unos
tres meses creo con más ahínco que la poesía
no es una forma de caridad sino una enfermedad
que compartes con un puñado de idiotas sin remedio.

MENNO WIGMAN

Ojalá nunca tuviésemos que haber redactado esta nota. Han pasado varios días, pero aún nos sentimos terriblemente tristes y desconsolados por la inesperada pérdida de un poeta que ya considerábamos uno de los nuestros, Menno Wigman, fallecido en Ámsterdam el pasado 1 de febrero a los 51 años de edad. 

©Bianca Sistermans
Tuvimos la inmensa suerte de editar en el mes de mayo su primera antología poética en español: En verano todas las ciudades apestan, a cargo de Antonio Cruz.

© Fotografía: Erica Katsma
Menno Wigman se ha ido; ya no está entre nosotros. Se ha marchado demasiado pronto y de forma repentina. Aún le quedaba tanta vida y tanta poesía por escribir. Le echaremos mucho de menos. ¡Buen viaje, querido Menno!

© ANP
Y terminamos con las palabras de su traductor en una red social:

«Profundamente conmocionado y triste de saber de la repentina muerte del poeta neerlandés Menno Wigman, al que traduje el año pasado en la antología poética En verano todas las ciudades apestan, y con el que tuve un intenso intercambio epistolar. Esperaba encontrarme con él en mi próxima visita a Ámsterdam. D. E. P.  

Ik ben diep geschokt en verdrietig te kennen de dood van de Nederlandse dichter Menno Wigman, die ik vorig jaar een bloemlezing in het Spaans vertaalde. Rust in vrede, lieve dichter!».

Antonio Cruz Romero

En verano todas las ciudades apestan en revistas y blogs:

jueves, 14 de diciembre de 2017

Hay bastante metafísica en no pensar en nada: ADOLFO SOARES. Magazine #13

ADOLFO SOARES NOGUEIRA nació el 25 de septiembre de 1982 en el barrio lisboeta de A Baixa. Hijo de diplomáticos, vivió en varios países de Sudamérica, África así como en la India. Entre 1991 y 1993 perdió de manera trágica a sus progenitores, quedando al cuidado de una tía abuela, único familiar que le quedaba con vida, trasladándose a vivir al barrio de Chiado.     

Ya antes de dar comienzo sus estudios universitarios mostró interés por la literatura, muy esepecialemente por la poesía y en concreto por el poeta Fernando Pessoa, participando en diversas revistas literarias. En el año 2000 comenzó sus estudios universitarios, licenciándose en Lingüística por la Universidade de Lisboa. En 2005, por motivos «técnicamente sentimentales» (como afirma el propio Soares), se marchó a vivir a Ámsterdam. Aprovechando la estancia allí cursó un bachelor en Lengua y literatura portuguesa en la Universiteit van Amsterdam.     

En la capital holandesa llevó una vida errática que le llevó a sufrir problemas hepáticos a causa del alcohol, intentos de suicidio e internamientos en diferentes clínicas psiquiátricas. En aquellos años fue un asiduo de las librerías de viejo y de los bajos fondos de la ciudad. En 2007 vio la luz As coisas nāo têm significaçāo, en la tristemente desaparecida Edições Tabacaria.      

El desamor le hizo regresar a Portugal en 2010, y tras una estancia de dos años en Atenas, ahora vive a caballo entre Madrid y Lisboa.     

Soares subsiste gracias a la herencia familiar, que va agotándose poco a poco, y su vida transcurre entre habitaciones de alquiler y pensiones de mala muerte, cafés y casas de comidas.      

Ha escrito durante años crónicas de boxeo y obituarios para pequeñas publicaciones locales portuguesas, escritos estos últimos que eran redactados incluso antes de que se produjese el óbito del futuro finado. Sus poemas y artículos han aparecido en las revistas Quadrilátero, Folha de Poesia Contemporânea, Lingua e poesia, Cuadernos de Humo (editada en Nueva York por el poeta Hilario Barrero), La Galla Ciencia y Ravenswood Magazine.      

Es ajeno a todo tipo de tertulias, círculos literarios o manifestaciones poéticas. Es en toda regla un poeta maldito, o como el mismo Soares afirma: «un maldito poeta». Es su deseo ser enterrado en el cementerio dos Prazeres de Lisboa. 

Su mayor tesoro son sus dos hijas, Helena y Zoey, de cuatro y un año respectivamente, que residen en Atenas.


MILES DE MUERTOS
          
Esta mañana         
de nuevo lo anunciaban         
los periódicos:         
miles de muertos         
desparramados por los suelos;         
pero por desgracia         
entre ellos          
no estábamos ninguno de los dos.


Hay bastante metafísica en no pensar en nada, ADOLFO SOARES
Ravenswood Magazine 13 (Diciembre 2017)
Ravenswood Books Editorial, 2017. 
Fotografías de cubierta e interior: Chencho Ruiz. 
Óleos de contracubierta: Noa Cruz. 

viernes, 17 de noviembre de 2017

Luces de Nueva York y otros poemas: SARA TEASDALE

A primera vista podría parecer una poeta blanda y enamoradiza (lo que no está mal para los tiempos que corren). Una segunda mirada nos daría una visión más profunda y descubriríamos una voz viajera, universal, enamorada y llena de melancolía, pero si ahondamos, en una tercera inmersión, nos encontraremos con una poeta urbana, cien por cien neoyorquina, que nos muestra una ciudad en donde la «modernidad» aparece en los altos edificios, en el metro, en plazas y paseos y también en la estética y en la mentalidad; una ciudad que nos obliga a mirar a lo alto, al futuro; al porvenir.  


Gracias a Hilario Barrero, poeta, traductor y experto en poesía anglosajona afincado en Nueva York desde hace cuarenta años, Ravenswood Books tiene la suerte de publicar por primera vez para los lectores de habla hispana una generosa antología bilingüe de la poesía de Sara Teasdale, un libro necesario para conocer no sólo la obra de la poeta sino para conocer una voz, un estilo, una personalidad y también las luces y las sombras y los latidos del corazón de la Nueva York del primer tercio del siglo XX, una ciudad única en el mundo.





Título: Luces de Nueva York y otros poemas
Autora: Sara Teasdale
Traducción: Hilario Barrero 
Ilustración de cubierta: Hilario Barrero

viernes, 3 de noviembre de 2017

Las fronteras del yo. J. J. Slauerhoff: viajes a Buenos Aires: ALEJANDRA SZIR

Jan Jacob Slauerhoff fue un escritor holandés que entre 1928 y 1931 viajó ocho veces a Buenos Aires como médico de barco. Dichas travesías inspiraron poemas, artículos periodísticos y reflexiones en su diario personal. En este libro se analiza su imagen de América Latina, desde la presencia de la mujer sudamericana, sobre todo argentinas y brasileras, hasta la construcción de una masculinidad. Se comprueba que hay una relación entre el espacio geográfico y la cuestión de género. El mar suele relacionarse con lo femenino y el campo con lo masculino. Los capítulos están estructurados como su viaje: del mar, al puerto, a la pampa. Las señoras del barco, las prostitutas de Buenos Aires y los indios y gauchos del interior, acompañarán a Slauerhoff en la aventura y serán la frontera de su yo.


J. J. Slauerhoff (1898-1936)

El puerto no es la tierra firme, es un lugar que mezcla el mar y el campo. Slauerhoff quiere ir a lo originario que proyecta como fijo, seguro y esencial y que se encuentra en el interior. Esta es la razón de su viaje, sea espacial o hacia el interior de sí mismo. El campo es un ambiente masculino, opuesto al mar que es vehículo, que no es fijo. El mar es mujer. Lo auténtico y lo indígena está tierra adentro; el océano es un ambiente blanco, europeo. En el medio, la ciudad puerto, la mezcla, la náusea, espacio que Slauerhoff despide desde el Río de la Plata: «Partida de Bu. Ayr. Con emoción un nuevo capítulo en mi vida, no el más satisfactorio. ¿Será mejor lo que podría estar detrás, en las llanuras?».


Las fronteras del yo. J. J. Slauerhoff: viajes a Buenos Aires. ALEJANDRA SZIR.  Ravenswood Books 2017.